Ir al contenido

Indemnización laboral, qué es y cómo se calcula en Argentina

Factorial HR

La indemnización laboral es la consecuencia que se produce a partir de una de las decisiones más difíciles de tomar en las empresas: despedir a un empleado. 

Rescindir el contrato de un colaborador no es nunca una buena noticia. Tampoco es una gestión agradable para Recursos Humanos. Por lo general, el personal del área debe notificar al talento y explicarle los pasos a seguir. Además de realizar el offboarding y, muchas veces, lidiar con la angustia y el enojo de la persona trabajadora que pierde su empleo.

Entonces, entre todas las tareas a realizar al momento de rescindir el contrato está el cálculo de indemnización laboral. Hoy vamos a contarte qué es una indemnización laboral y cómo se calcula. 

¿Qué es la indemnización laboral argentina?

La indemnización laboral es la consecuencia más común cuando se produce un despido. Tanto los empleadores, como Recursos Humanos, e incluso el propio trabajador, asumen que esta es la única resolución lógica. Pero no siempre la respuesta es el dinero. 

Muchas veces, la forma de reparar el derecho laboral del colaborador es restableciendo las condiciones del mismo. Es decir, devolviéndole el empleo a ese trabajador. 

En la Ley de Contrato de Trabajo se establece la retractación como alternativa. Ahí se determina que “el despido no podrá ser retractado, salvo acuerdo de partes”. Es decir que si el  empleador y el talento lo acuerdan pueden recuperar el vínculo laboral y restaurar el derecho.

Sin embargo, en la práctica esto no sucede casi nunca. Por ello, el daño causado al talento por la pérdida de su empleo se repara con una suma de dinero a la que todos conocemos como indemnización laboral. Este es el intento de poner al colaborador en una mejor situación para afrontar el tiempo que esté sin empleo. 

Por otro lado, también tenemos que pensar en todas las situaciones que no pueden restablecerse. Esto es algo muy claro de ver si hablamos del cálculo de indemnización por accidente laboral

Este pago indemnizatorio viene a reparar el daño físico que se produjo con motivos de trabajo en el colaborador. Ya sea una incapacidad laboral permanente o parcial. En cualquier caso, no hay forma de volver a las condiciones iniciales porque el accidente laboral ya se produjo y la incapacidad también. 

Así, hablamos de indemnización laboral para referirnos a cualquier tipo de pago que reciba el talento para reparar los daños o perjuicios que le produjo su vinculación a la empresa mediante un contrato de trabajo. 

👉​ Conocé todos los derechos laborales que debes garantizar en tu empresa

funcionalidades banner

¿Qué tipos de indemnizaciones laborales hay en Argentina?

Del punto anterior podemos inferir que cuando hablamos de indemnizaciones laborales en Argentina no nos referimos solo a una. Son varias las situaciones que pueden desencadenar esta clase de resarcimiento laboral. Veámos de cuáles se trata.

Indemnización laboral por despido sin justa causa

La más común y conocida de todas es la indemnización laboral por despido sin justa causa. Esto ocurre cuando la empresa decide ponerle fin a la relación de trabajo sin poder justificar la decisión. Es decir, no puede probar que el empleado incumplió con alguna de las obligaciones contenidas en la ley laboral. 

Ahora bien, ¿cómo se calcula la indemnización laboral por despido injustificado? En el artículo 245 de la Ley de Contrato de Trabajo se establece:

En los casos de despido dispuesto por el empleador sin justa causa, habiendo o no mediado preaviso, éste deberá abonar al trabajador una indemnización equivalente a 1 mes de sueldo por cada año de servicio o fracción mayor de 3 meses.

Además, en el mismo artículo se indica que el cálculo de indemnización laboral debe hacerse sobre la base de la mejor remuneración mensual, normal y habitual devengada durante el último año del trabajador en la empresa. O, en su defecto, durante el tiempo de prestación de servicios si la antigüedad fuera menor. 

Indemnización laboral por despido indirecto 

El despido indirecto está previsto en la legislación laboral argentina, precisamente en el artículo 246 de la Ley 20.744. Este es un recurso con el que cuentan los trabajadores para poner fin al contrato laboral, considerándose despedidos

Claro que esto solo se puede utilizar en situaciones muy particulares. Dado que el trabajador tiene que ser capaz de demostrar la falta que cometió el empleador. Básicamente se tiene que constatar que el patrón cometió lo que en derecho de trabajo se conoce como injuria laboral

Esto ocurre cuando la empresa viola algunas de las obligaciones establecidas en la normativa. Originando así una situación que, por su naturaleza, impide la continuidad del vínculo laboral.

Ejemplos comunes:

  • Falta de pago del salario.
  • No hacer los aportes a la seguridad social.
  • Irregularidades en el registro del trabajador.
  • Incumplimiento de las normas de higiene y seguridad laboral que pongan en riesgo la vida del empleado.
  • Cualquier forma de violencia o acoso. 

Es importante tener en cuenta que algunas de estas situaciones pueden desencadenar en reparaciones económicas adicionales. Como la indemnización por acoso laboral en Argentina

Claro que siempre va a depender de cada caso particular, pero, en esencia, esta clase de situación también se constituye como despido indirecto. El trabajador se da por despedido al no poder continuar trabajando bajo esas condiciones en la empresa.

Así, la ley determina que “cuando el trabajador hiciese denuncia del contrato de trabajo fundado en justa causa, tendrá derecho a las indemnizaciones previstas en los artículos 232, 233 y 245”:

  • Indemnización sustitutiva por preaviso (Art. 232).
  • Integración de los salarios del mes del despido (Art. 233).
  • Indemnización laboral por despido sin justa causa (Art. 245).

👉​ Conocé todo sobre la indemnización sustitutiva por preaviso

Indemnización laboral por extinción del contrato de trabajo por fuerza mayor

Esta es una situación lamentable, pero suele ser bastante frecuente en tiempos de crisis y sobre todo en las pymes. Se trata de los casos en los que el despido se da por causa de fuerza mayor o por falta o disminución del trabajo

De acuerdo con la ley, este tipo de rescisión del contrato laboral  no es imputable al empleador. Aun así, aunque no sea enteramente un incumplimiento del patrón, en estos casos el colaborador tiene derecho a percibir una indemnización laboral. La misma será equivalente a la mitad de la prevista en la indemnización laboral por despido sin causa justa. 

funcionalidades banner

Indemnización laboral por accidente de trabajo 

Esta suele ser una de las retribuciones que más dudas generan, la pregunta principal suele ser ¿cómo calcular indemnización por accidente laboral? 

Sin embargo, en esta circunstancias no es la empresa la que debe asumir esta indemnización, sino la Aseguradora de Riesgos de Trabajo (ART). Una compañía privada cuyo objetivo es brindar protección a los trabajadores en relación de dependencia. Esto en cuanto a un siniestro, accidente laboral o una enfermedad profesional.

Para ello, el empleador previamente tiene que haber registrado y asegurado en tiempo y forma a los trabajadores. Entonces, en caso de que se produzca algún siniestro, accidente o enfermedad que provoque algún grado de incapacidad en el talento, la ART asumirá la indemnización correspondiente. 

Hay otra situación que puede presentarse: cuando se despide al trabajador por incapacidad física o mental para cumplir con sus obligaciones y la misma es posterior a la iniciación de la prestación de los servicios. En principio, el caso se rige por lo dispuesto en el artículo 212 de la Ley de Contrato de Trabajo.

  • El empleador está en la obligación de reincorporar al trabajador que haya sufrido un accidente laboral incapacitante. 
  • Si este no está en condiciones de realizar las tareas que cumplía antes, el patrón debe asignarle otras que pueda ejecutar sin disminuir su remuneración.
  • En caso de que la empresa no pueda cumplir con esta obligación tendrá que abonar una suma equivalente a la mitad de la prevista en la indemnización laboral por despido sin causa justa.
  • Pero si el empleador pudiera asignarle tareas compatibles con la aptitud física o psíquica del trabajador y se niega a hacerlo, entonces tendrá que pagar la indemnización laboral por despido sin causa justa.

Otras indemnización laborales 

Además de las que vimos hasta acá, la legislación laboral argentina contempla otras situaciones que pueden derivar en indemnizaciones laborales a favor del trabajador. Estos casos serían:

  • Cuando se extingue el contrato de trabajo por muerte del trabajador. La familia del trabajador fallecido tendrá derecho, mediante la sola acreditación del vínculo, a percibir una indemnización igual a la prevista en el artículo 247 de la ley. Esta es equivalente a la mitad de la prevista en la indemnización laboral por despido sin causa justa.
  • Por despido antes del vencimiento del plazo. En el caso del contrato a plazo fijo por un mínimo de 1 año, se establece que este debe durar hasta la fecha determinada. En caso de que la empresa decida terminar antes el vínculo laboral sin justificación alguna, también procede una indemnización. Esta será, como en el caso anterior, la mitad de la indemnización laboral por despido sin causa justa.
  • Cuando se extingue el contrato de trabajo por quiebra. Si la quiebra del empleador motiva la rescisión del contrato laboral y esta situación fuera debido a causas no imputables al mismo, corresponde una indemnización igual a la que vimos en los puntos anteriores. En cualquier otro supuesto se debe pagar  la indemnización laboral por despido sin causa justa.
  • Por omisión de preaviso. Una de las indemnizaciones que vimos hace muy poco es aquella que se da ante la omisión del preaviso. Se trata de la indemnización sustitutiva y equivale a los días de preaviso que le corresponden al trabajador según su antigüedad. Esa cantidad de días se multiplican por el salario diario del colaborador. 

👉​¿Qué pasa si el colaborador renuncia? ¿Se paga indemnización? La respuesta no. Descubrí acá los aspectos legales de la renuncia laboral

¿Cómo se calcula la indemnización laboral?

Llegó el momento de hacer las cuentas, vamos a ver cómo se calcula la indemnización laboral. Para ello, nos centraremos en el caso típico, que suele ser el despido sin causa justificada. 

La también llamada indemnización por antigüedad es una obligación de todo empleador cuando rescinde el contrato con un trabajador que lleva más de 3 meses en la empresa. ¿Qué conceptos incluye?

  • El pago equivalente a un mes de sueldo por cada año de servicio. 
  • Mes de integración de despido. Cuando el despido no coincide con el último día del mes corresponde el pago de los salarios de los días que faltan hasta que termine.
  • Si el empleador no envía un preaviso de despido al trabajador corresponde la indemnización sustitutiva. Esta va de 15 días a 2 meses de salario. 

Vamos a hacer el  cálculo de indemnización laboral basándonos en el ejemplo de un trabajador con las siguientes características:

  • Cobra un sueldo mensual de $120.000 pesos.
  • Tiene 2 años de antigüedad en la empresa.
  • Fue despedido el 20 de julio de 2022.

funcionalidades banner

Calcular indemnización por antigüedad 

Como vimos antes, el cálculo de indemnización laboral consiste en 1 mes de salario por cada año de servicio o fracción mayor de 3 meses. Por lo tanto, en este caso, a un trabajador con una antigüedad de 2 años le corresponde 2 meses de salario. 

El cálculo sería:

  • $120.000 (salario mensual) x 2 (meses de salario) = $240.000 tendría que recibir el trabajador en concepto de indemnización por antigüedad. 

Calcular mes de integración de despido

Este tipo de indemnización se da porque la ley determina que:

Cuando la extinción del contrato de trabajo dispuesta por el empleador se produce sin preaviso y en fecha que no coincida con el último día del mes, la indemnización sustitutiva debida al trabajador se integrará con una suma igual a los salarios por los días faltantes hasta el último día del mes en el que se produjera el despido

En nuestro ejemplo, el trabajador fue despedido el 20 de julio, con lo cual, no coincide con el último día hábil del mes. Es decir que hay que calcular el mes de integración de despido. 

Para ello, vamos a dividir el salario mensual entre los 30 días del mes: 

  • $120.000 / 30 = $4000. 

Multiplicamos ese valor por los días restantes hasta que termine el mes. Siendo que el colaborador trabajaba de lunes a viernes, son 7 días a calcular en la indemnización. 

  • $4000 x 7 = $28.000. Este sería el total a liquidar por este concepto. 

Calcular indemnización sustitutiva de preaviso 

El último de los conceptos es la indemnización sustitutiva de preaviso. Esto solo aplica cuando el empleador no preavisa al trabajador la decisión de dar por finalizada la relación laboral. 

En función de la antigüedad del colaborador hay un periodo pertinente establecido por la ley. Este puede ser de 15 días, 1 mes o 2 meses. Si no se cumple con ello, el patrón tiene que pagar los días de ese periodo en carácter indemnizatorio.

En nuestro ejemplo, el trabajador lleva 2 años en la empresa, por lo que le corresponde 1 mes de preaviso. Como el empleador no lo notificó en tiempo y forma, hay que calcular la indemnización correspondiente. 

Para ello, solo tenemos que sumar 1 mes de salario. Es decir, $120.000 + $120.000 = $240.000 en concepto de preaviso.

Además, hay que calcular el Sueldo Anual Complementario (SAC) sobre el preaviso. En este sentido, el cálculo consiste en dividir el sueldo del trabajador entre 12. En nuestro ejemplo sería: $120.000 / 12 = $10.000.

Es decir que en concepto de indemnización sustitutiva por preaviso y SAC sobre preaviso el trabajador recibiría $120.000 + $10.000 = $130.000.

Con estos valores ya podemos calcular el total de la indemnización laboral por despido sin causa justa. Solo tenemos que sumar todos los resultados anteriores:

  • Indemnización por antigüedad: $240.000.
  • Mes de integración de despido: $28.000.
  • Indemnización sustitutiva y SAC por preaviso: $130.000.
    • Total: $398.000. 

Indemnización laboral y liquidación final ¿son lo mismo?

Hasta acá vimos qué es una indemnización laboral, qué tipos hay y cómo se calcula. Pero está claro que al momento de terminar una relación de trabajo hay muchos otros factores a tener en cuenta. 

Esto se debe a que más allá del resarcimiento económico que se paga por la antigüedad del trabajador, están los conceptos que corresponden a la liquidación final

Muchos confunden la indemnización con la liquidación, pero son procesos distintos. La primera es una instancia que tiene lugar únicamente en los supuestos que vimos a lo largo de este artículo. Por ejemplo, en el despido injustificado; en caso de una falta grave cometida por el patrón, como el acoso laboral; o por despedir a un trabajador debido a su incapacidad laboral. 

La indemnización busca reparar ese daño causado por la empresa mediante una suma de dinero

Por su parte, la liquidación incluye todos los conceptos adeudados al trabajador al momento de terminar la relación laboral. Esto incluye:

  • Días trabajados.
  • Horas extra, si procede. 
  • Indemnización por antigüedad, si procede.
  • Mes de integración de despido, si procede.
  • Indemnización sustitutiva + SAC de preaviso, si procede.
  • Liquidación de vacaciones proporcionales.
  • Aguinaldo sobre vacaciones.
  • Proporcional del Sueldo Anual Complementario. 

👉​ Aprendé a calcular punto por punto todos estos conceptos, descubrí todo sobre la liquidación laboral. 

funcionalidades banner

Agilizá la gestión de despidos e indemnizaciones con un software de RR.HH.

El fin de la relación de trabajo es siempre un momento complejo para cualquier empresa. Pero es todavía más difícil si además hay que asumir el costo y la carga de trabajo que supone el cálculo de una indemnización laboral. 

Por ello lo ideal es contar con una solución online que permita agilizar todas las gestiones vinculadas a un despido:

  • Desde un gestor documental que te permita tener toda la documentación en un mismo lugar. Siempre actualizada y disponible para poder enviar fácilmente. 
  • Hasta un sistema de nóminas que facilite el cálculo de cada concepto y automatice en gran medida la tarea.
  • Incluso, la firma electrónica es un gran recurso para que el trabajador pueda firmar su liquidación final sin importar dónde se encuentre. 

Factorial ofrece todas estas funcionalidades y muchas más. Podés probar nuestro software de Recursos Humanos totalmente gratis. 

✅​ ¡Agilizá la gestión de altas y bajas en tu empresa con Factorial! 

¡Hola! Te cuento un poco de mi. Soy panameña y trabajo como Content Manager en Factorial HR para el equipo de LATAM. En Argentina decidí realizar una licenciatura en Dirección de Arte con un enfoque en Creatividad Publicitaria. Al terminar, empecé mi camino en el mundo del marketing digital, creando contenidos y campañas para diferentes mercados y sectores en múltiples plataformas digitales.

Publicaciones relacionadas

¿Tienes alguna consulta o algo que agregar? Compártelo con la Comunidad de RRHH!

Anímate, es tu momento para compartir con una comunidad creada por y para profesionales de RRHH.

Recursos semanales para profesionales de los RR.HH.

Apúntate a nuestra newsletter semanal y recibe lo último en tendencias, consejos y recursos para profesionales de los RRHH.

Al suscribirte estás aceptando el tratamiento de tus datos para recibir la información solicitada. Políticas de privacidad