Ir al contenido
Factorial HR

Liquidación laboral en Argentina, todo lo que debes tomar en cuenta para este proceso

La liquidación es el último pago que debe abonar el empleador al trabajador cuando la relación laboral llega a su fin. 

Es importante aclarar que no es lo mismo la liquidación laboral que la indemnización. Esta última tiene un carácter resarcitorio y, por tanto, corresponde a la liquidación laboral por despido. Es decir que viene a reparar el daño que se le causa al empleado cuando pierde su trabajo. Mientras que la liquidación se paga sí o sí al final del vínculo laboral. Así haya sido por motivo de renuncia. 

Más allá de la razón que origine la extinción del contrato, el patrón tiene la obligación de entregar un último pago que reúne unas características específicas. Por ende, la liquidación no es igual al resto de remuneraciones que recibe el trabajador. Y es por ello que en muchas empresas esto se presta a confusión.

banner desempeño

Para despejar todas las dudas vinculadas a este tema, en el artículo de hoy vamos a darte todos los detalles sobre el concepto de este pago, las leyes que lo regulan y cómo calcular liquidación laboral.

¿Qué es la liquidación laboral?

La liquidación laboral, también llamada liquidación final, es el pago que realiza el empleador cuando un trabajador se desvincula de manera definitiva de la empresa. Se suele llamar liquidación porque con esta remuneración se liquidan todos los conceptos que la compañía adeuda al personal al momento de finalizar el contrato

Por ello, la liquidación incluye conceptos como las vacaciones o el Sueldo Anual Complementario (SAC), es decir el aguinaldo. Ya que si se produce la extinción del contrato y el trabajador no se tomó vacaciones o no recibió aún su aguinaldo, el patrón debe abonar el total o el proporcional correspondiente a estas prestaciones.

Así, cuando un contrato de trabajo se extingue, el empleador tiene varias obligaciones que cumplir, entre ellas:

  • Calcular y confeccionar la liquidación final. Esto implica estimar los proporcionales correspondientes a cada prestación. 
  • Emitir el recibo correspondiente. Documentar todos los conceptos incluidos en la liquidación. De esta manera, el trabajador tendrá el detalle del dinero que va a recibir y podrá firmarlo. Esto le sirve como comprobante al empleador para presentar ante la Secretaria de Trabajo en caso de conflicto legal. 
  • Efectuar su pago. La empresa debe realizar el pago de la liquidación por los medios acordados en el contrato de trabajo. 

Aunque detallamos bastante el concepto de liquidación, suele ser uno de los términos que más confusión genera en las empresas. Por ello, para determinar con mayor claridad qué es la liquidación laboral, vamos a  explicar lo que no es. 

Liquidación e indemnización ¿son lo mismo?

Como mencionamos al inicio de este artículo, la liquidación y la indemnización no son lo mismo. La liquidación es el pago final que está obligado a entregar el empleador cuando un contrato laboral llega a su fin. Esto es independiente de los motivos que den lugar a esta situación. 

Así, el trabajador puede renunciar o incluso ser despedido sin causa justa y aún así recibiría su liquidación.

Por otro lado, en la liquidación del contrato laboral se puede liquidar también la respectiva indemnización correspondiente a la terminación del vínculo de trabajo por algún motivo que no se considera justo de acuerdo con la ley. La indemnización, entonces, se entrega junto con la liquidación y obedece al despido sin justa causa o motivo

También existe la indemnización sustitutiva del preaviso. Esto ocurre cuando el empleador no cumple con su obligación de avisar con anticipación al trabajador sobre su desvinculación de la empresa. Esta clase de indemnización también se paga junto con la liquidación.

Así, como podemos ver, la liquidación laboral es una remuneración final que incorpora todos los conceptos que le corresponden al trabajador, incluyendo las indemnizaciones, si fuera el caso. 

banner fichaje

Plazo de pago para la liquidación en Argentina 

Otro de los puntos clave al momento de gestionar el pago de la liquidación de tus empleados es el plazo que tenés para hacerlo. 

De acuerdo con el artículo 255 Bis de la Ley de Contrato de Trabajo, el  pago de esta remuneración debe realizarse en los siguientes plazos:

  • Un máximo de 4 días hábiles a partir del cese de los servicios prestados por el trabajador que cobra un salario mensual o quincenal. 
  • 3 días hábiles para el trabajador que cobra su salario por semana.

¿Cómo se calcula el plazo? Tenés que contar a partir del día siguiente en el que el trabajador envía su telegrama de renuncia o recibe su telegrama de despido. 

Veamos un ejemplo: si el colaborador que cobra por mes recibe en su domicilio el telegrama de despido un lunes 7 de marzo,  el plazo para pagar la liquidación empieza a correr a partir del martes 8. Con lo cual, la liquidación debería estar saldada antes del lunes 14 de ese mes. 

En el caso de que el empleador no abone la liquidación en el plazo correspondiente estaría incumpliendo con lo que establece la ley. Por lo tanto, sería acreedor de una multa.  

¿Cómo calcular una liquidación laboral en Argentina?

Saber cómo calcular una liquidación laboral en Argentina puede ser, a priori, el paso más difícil dentro de la gestión del fin de un contrato de trabajo. Sin embargo, a través de ejemplos prácticos vamos a enseñarte a hacer el cálculo. 

Para ello, tenemos que comenzar explicando qué conceptos incluye el pago de la liquidación laboral por renuncia y el pago de la liquidación laboral por despido

¿Qué conceptos se pagan con la liquidación laboral por renuncia?

La renuncia laboral es un acto jurídico que realiza el trabajador y que causa como efecto inmediato la rescisión del contrato de trabajo. Por lo tanto, causa el fin de la relación laboral. 

Para que la renuncia sea válida, el colaborador debe enviar un telegrama laboral ante el Ministerio de Trabajo y su correspondiente preaviso al empleador al menos 15 días antes. 

Una vez notificada la renuncia a la empresa, es momento de comenzar a preparar la liquidación  laboral. Al tratarse de la última remuneración que recibe el trabajador,  el pago debe incluir todos los conceptos adeudados desde el inicio de la relación laboral. Estos son:

  • Salario proporcional del mes en curso. Se trata del pago correspondiente a los días trabajados en el mes en el que se extingue el vínculo. 
  • Sueldo anual complementario (S.A.C) proporcional. Este es el pago proporcional correspondiente al aguinaldo del semestre en el que se rescinde el contrato. 
  • Vacaciones no gozadas y aguinaldo proporcional. Es el importe de vacaciones proporcionales, de acuerdo a los días trabajados en el año de la renuncia. Sumado a la doceava parte de lo que corresponda por vacaciones. 
  • Horas extras, comisiones, premios u otros conceptos adeudados en los últimos dos años. Esto es todo rubro salarial que se adeude al trabajador a lo largo de los últimos dos años del vínculo laboral. 

¿Qué conceptos se pagan con la indemnización?

El despido sin causa o motivo está previsto en el artículo 245 de la Ley de Contrato de Trabajo. Este permite despedir a un trabajador sin motivo, pero asumiendo el pago de una remuneración que lo compense. 

A esta clase de indemnización en la legislación laboral argentina también se la conoce como indemnización por antigüedad. ¿Qué quiere decir esto? Que para que sea una obligación del empleador, el trabajador tiene que contar con una antigüedad mínima de 3 meses.  

Así, la empresa que despide a un trabajador con antigüedad superior a ese plazo tiene que asumir el pago de una suma de dinero que debe incluir, además de los conceptos de la liquidación, los siguientes:

  • Indemnización por antigüedad. Es el pago equivalente a un mes de sueldo por cada año de servicio. Para este pago se toma como base de cálculo la mejor remuneración mensual, normal y habitual obtenida por el trabajador durante el último año. 
  • Mes de integración de despido. Esto ocurre cuando el despido no coincide con el último día del mes. En este caso, corresponde el pago de los salarios de los días que faltan hasta que termine el mes.  
  • Indemnización sustitutiva del preaviso no otorgado. Esto aplica solo si el empleador no envía un preaviso de despido al trabajador. Esta indemnización va de 15 días a dos meses de remuneración de acuerdo a la antigüedad del trabajador. 

👉 Conoce en detalle cuáles son las leyes laborales en Argentina

Calcular liquidación laboral por renuncia 

Llegó el momento de aprender a calcular la liquidación laboral. Para ello, vamos a basarnos en el caso de un trabajador que reúne las siguientes características:

  • Cobra un sueldo mensual de $60.000 pesos.
  • Tiene un año de antigüedad en la empresa.
  • Renuncia el 15 de marzo. 

Calcular salario proporcional del mes en curso

Teniendo en cuenta que el punto de partida de nuestro ejemplo es un salario mensual de $60.000 pesos, para calcular el salario proporcional del mes vamos a hacer la siguiente cuenta:

  1. Dividimos el salario mensual, es decir $60.000 entre los 30 días del mes. Así obtendremos el salario diario del trabajador. $60.000 / 30 = $2.000. 
  2. Multiplicamos el salario diario por la cantidad de días que trabajó el empleado en el mes de su renuncia. Dijimos que renunció el 15 de marzo. Con lo cual, multiplicamos $2.000 x 15 = $30.000. 

De este modo, el salario proporcional del mes en curso sería de $30.000 pesos. 

banner time off

Calcular aguinaldo proporcional

Para hacer el cálculo del aguinaldo dentro de la liquidación final, debemos tener en cuenta que el SAC se va conformando con cada jornada trabajada por el colaborador durante el semestre. Esto implica que incluso con un solo día trabajado ya le corresponde el cobro de un proporcional del aguinaldo. Para saber cuál es ese proporcional, el cálculo es el siguiente:

  1. Para conocer el SAC proporcional lo primero que tenemos que hacer es dividir el mejor salario bruto del semestre entre los 365 días que tiene el año. $60.000 / 365 = $164 de aguinaldo proporcional diario. 
  2. Ese total lo multiplicamos por la cantidad de días trabajados por el empleado durante el semestre en el que se rescindió el contrato laboral. En nuestro ejemplo serían 74 días. El cálculo a realizar: $164 x 74 = $12.136 pesos. 

De esta manera, al empleador le corresponde abonar $12.136 pesos de aguinaldo proporcional. 

Calcular vacaciones no gozadas

Si querés saber cómo calcular liquidación laboral no podés olvidar las vacaciones no gozadas. Este es el periodo de descanso que a todo trabajador le corresponde a partir del año de antigüedad en la empresa. En concreto, un empleado tiene derecho a 14 días de vacaciones corridos cuando la antigüedad es menor a 5 años. 

  1. Debemos comenzar dividiendo el salario mensual entre la cantidad de días que tiene el mes. $60.000 / 30 = $2.000. 
  2. Multiplicamos ese total por la cantidad de días que corresponden a las vacaciones. $2.000 x 14 = $28.000.

De este modo, el total por vacaciones no gozadas sería $28.000 pesos.

Además de ello, sobre las vacaciones también tenemos que calcular el aguinaldo proporcional. ¿Cómo lo hacemos? Calculando el SAC diario sobre los 14 días que corresponden al descanso anual. 

  1. Habíamos visto en el ejemplo de cálculo de aguinaldo que tenemos que dividir el mejor salario bruto del semestre entre los 365 días que tiene el año. $60.000 / 365 = $164 de aguinaldo proporcional diario. 
  2. Multiplicamos ese total por la cantidad de días correspondientes a las vacaciones. $164 x 14 = $2.296. 

Entonces, el aguinaldo sobre vacaciones sería de un total de $2.296 pesos. 

Ahora que ya tenemos los montos totales de todos los conceptos que deben incluirse en la liquidación, vamos a hacer el cálculo. Es decir, sumar todas las remuneraciones.

  • Salario proporcional del mes en curso $30.000 pesos.
  • Aguinaldo proporcional $12.136 pesos.
  • Vacaciones no gozadas $28.000 pesos.
  • Aguinaldo proporcional sobre vacaciones $2.296 pesos.
  • La liquidación quedaría en $72.432.

👉 Descubre cómo mejorar la gestión de las vacaciones de tu equipo

Calcular liquidación laboral por despido

Para poder calcular la liquidación laboral por despido debemos enfocarnos en un concepto clave: la indemnización por antigüedad. 

Como vimos antes, esta indemnización consta de un mes del mejor salario mensual, normal y habitual por cada año de antigüedad. Es decir que se toma como base para el cálculo el sueldo más alto que haya percibido el trabajador. 

Para hacer esta cuenta seguiremos con el ejemplo que veníamos trabajando. Es decir, el salario mensual de $60.000 pesos y una antigüedad de un año. A este trabajador le corresponde solo un mes en concepto de indemnización de antigüedad. En este caso, $60.000 pesos. 

Para saber cuál es la liquidación total, solo tendríamos que sumarle al resultado del punto anterior, la indemnización:

  • Liquidación  $72.432 pesos
  • Indemnización $60.000 pesos 
  • Liquidación final: $132.432 pesos  

¿Cómo facilitar la gestión de liquidaciones laborales en tu empresa?

Como podemos ver hasta aquí, cuando se produce la salida de un trabajador de tu empresa, hay muchas variables a tener en cuenta. Más allá de los motivos que originan la rescisión del contrato, hay numerosas tareas administrativas que realizar. 

Ahora sabes cómo calcular la liquidación laboral. Pero imagina hacer esto manualmente cada una de las veces que un trabajador se desvincula. ¿Qué ocurre si tenés que calcular las liquidaciones de varios empleados al mismo tiempo? 

Por otro  lado, la tarea va más allá de hacer un cálculo. Ya que, sumado a ello, tenés que crear el preaviso de forma anticipada para que el colaborador lo reciba en su casa y, de esta forma, evitar tener que asumir la indemnización sustitutiva.  

Hay que pensar en todo el tiempo que puede llevar a RRHH cada una de estas actividades:

  • La revisión de la documentación.
  • El control de las horas trabajadas a lo largo del mes.
  • La suma de todos los conceptos adeudados.
  • La confección del certificado de trabajo que debe recibir el trabajador ante la rescisión del contrato. 

¿Haces esta gestión de forma manual? Entonces, el tiempo dedicado a estas tareas podría multiplicarse.

banner organigrama

Mejorá la gestión de talento en tu empresa con Factorial 

Con el software de gestión documental de Factorial podés reunir todos los documentos vinculados al talento en un mismo lugar. Así, la información queda organizada, protegida y online. Lo que representa una mayor accesibilidad para el equipo de RRHH. Este puede consultar la documentación en cualquier momento sin problemas, porque siempre está disponible.  

Asimismo, con el programa de nóminas en la nube podés automatizar la gestión de altas, despidos, incapacidades y otras incidencias. A la vez que te permite revisar de manera muy simple los contratos de tu equipo. Esto también te ayuda a hacer un mejor seguimiento de las condiciones establecidas en cada uno de ellos. 

Enviar el preaviso y conseguir la firma de tus empleados también es más sencillo, dado que con la herramienta de firma electrónica de nuestro software de RRHH podés enviar documentos para que tus trabajadores los firmen desde cualquier lugar. Incluyendo los avisos de despidos o documentos de liquidación. 

¿Qué más puede hacer nuestro software por tu empresa? Facilitar todo el proceso de offboarding para seguir trabajando tu employer branding, incluso al decirle adiós a un colaborador. 

Probá Factorial gratis y mejorá la gestión de talento en tu empresa. 🚀

Publicaciones relacionadas

¿Tienes alguna consulta o algo que agregar? Compártelo con la Comunidad de RRHH!

Anímate, es tu momento para compartir con una comunidad creada por y para profesionales de RRHH.